Madeira, una isla de ensueño en Portugal

Madeira, está ubicada a unos mil kilómetros de Lisboa. Y es un destino ideal para descubrir paisajes sobrecogedores con enormes acantilados, hermosos valles y montañas repletas de vegetación.

La isla de Madeira está formada por un macizo montañoso que desciende abruptamente al mar. Desde los más de mil ochocientos metros de altitud del Pico Ruivo, el punto más alto de la isla.

Su principal actividad económica es el turismo, recibiendo muchos visitantes de Europa durante todo el año. Éstos llegan allí atraídos por la suavidad de su clima.

Si eres uno de esos visitantes te sugerimos disfrutar de sus mágicos lugares. Uno de ellos es Funchal, que está diseñada por pequeñas casitas instaladas a modo de anfiteatro en la montaña frente al mar.

Sus hermosas calles son laberintos empedrados con negocios tradicionales enclavados en el tiempo. Su artesanía a base de bordados te fascinará. Al igual que el multicultural espectáculo del mercado de Lavradores, donde te ofrecerán el ave del Paraíso su flor más típica.