Los fascinantes escenarios naturales de las islas Galápagos

Pertenecientes a Ecuador y situadas en medio del océano Pacífico las islas Galápagos ofrecen una extraordinaria aventura natural. No sólo por sus especies de fauna, sino también por sus majestuosos escenarios.

Aunque la mayor fama que se le ha dado a las islas Galápagos proviene de las especies animales que allí se encuentran, sus escenarios naturales son de por sí un atractivo turístico de inigualable belleza.

Ubicada a casi mil kilómetros de la costa de Ecuador, sus paisajes son impresionantes y sobrecogedores. Con una amplia biodiversidad que asombra a quienes las visitan. Y donde además se pueden hallar rastros geológicos que cuentan una historia de casi cinco millones de años.

Se conformó como un Parque Nacional que protege todas las formas de la naturaleza. Y está constituido por un conjunto de trece islas de origen volcánico y más de un centenar de islotes y afloramientos rocosos. Siendo conocidas de manera especial las llamadas Rocas Bainbridge.

Sus cualidades más atrayentes radican en ser un territorio aún impetuoso donde conviven casi dos mil especies endémicas, que no se pueden encontrar en ninguna otra parte del planeta. Tal es el caso de Tortugas gigantes y el famoso pingüino de Galápagos.

Pero además de ello sus hermosos parajes constituyen unos escenarios naturales de ensueño. Con unas vistas hermosas que permiten captar imágenes extraordinarias. Allí puedes para llegar desde Guayaquil o Quito, siendo los meses de abril a junio la mejor época para llegar hasta este paraíso ecuatoriano.