La inspiradora historia de una mujer que perdió sus extremidades ¡Cumplió el sueño de su vida!

Una increíble historia de amor, inspiración, esfuerzo y esperanza es la que protagoniza Amanda Flores, una mujer que conoció al amor de su vida, Frank Bordoy, en un restorán de Alexandria, en Estados Unidos.

La relación fue viento en popa hasta que ocurrió un hecho que cambió para siempre sus vidas: El 24 de diciembre de 2014, Amanda fue llevada de urgencia al hospital, donde fue diagnosticada de faringitis estreptocócica, lo que causó una insuficiencia renal grave y la única manera de salvarla era amputándole sus extremidades.

Los médicos lograron salvar a Amanda, quien permaneció en coma hasta febrero, momento donde se dio cuenta que no tenía sus extremidades. “No podía darme cuenta de que mis extremidades no estaban ahí”, señaló al The New York Times.

No obstante, a pesar de las malas noticias, su novio quiso sorprenderla y le pidió matrimonio, pero Amanda puso una condición, daría el sí sólo si podía ir caminando al altar.  “Todos tenemos que llorar nuestro pasado, no solo la pérdida de las extremidades, sino la pérdida de la mujer”, sostuvo.

Pero ella no se echó a morir y durante un año practicó con sus prótesis, y el 11 de agosto pasado dio el gran paso: caminó hasta el altar y dio el sí a su amado, Frank Bordoy.

¡Muchas felicidades!

Video Destacado