Revelan la razón por la que Freddie Mercury no quiso alinear sus dientes

Sin duda que Freddie Mercury, el mítico líder de Queen, ha sido una de las mejores voces en la industria musical, que lo destaca hasta el día de hoy.

Se sabe que el cantante nunca estuvo a gusto con su dentadura, ya que nació con cuatro dientes más que provocaban que sus otras piezas dentales fueran empujadas hacia enfrente y sobresalieran.

Sin embargo, nunca quiso arreglarse su dentadura, y esto porque creía que el secreto de su gran voz era la resonancia que ganaba en el espacio que creaban sus dientes.

Entonces el pánico por perder su calidad vocal si se sometía a una intervención dental, lo hizo negarse a realizarse un cambio, por lo que lo dejó tal cual.

De hecho, amigos cercanos a Freddie Mercury comentaban que él solía ponerse la mano en la boca cuando se reía para evitar que se le vieran los dientes.