Notre Dame, una Catedral de película en París

La Catedral de Nuestra Señora, conocida por su nombre en francés: Notre-Dame, es una edificación  de culto católico, ubicada en París. Está dedicada a María, madre de Jesucristo y se sitúa en la pequeña isla de la Cité.

Notre Dame es una de las obras maestras más notables de la arquitectura gótica. Está rodeada por las aguas del río Sena. Constituye  un monumento emblemático de la capital francesa, clasificado en el Patrimonio mundial de la Unesco,

Construida de manera escalonada desde el siglo XII, cuenta con cerca de 850 años de historia y tradición. Ha tenido diversas restauraciones, entre ellas la más cercana, en el año 2000, cuando se retomó el esplendor de sus orígenes.

Con una fachada de dos torres de 69 metros de altura, a las que es posible acceder, permite unas impresionantes panorámicas sobre la ciudad. Además de visitar el campanario en el que vivió el mítico Jorobado de Notre Dame y ver de cerca las múltiples gárgolas.

Es el recinto en el que transcurre la historia de Cuasimodo, conocido como el Jorobado, y cuya trama ha llegado hasta diversas producciones cinematográficas. Lo que la convierte en una catedral de película.

La vista desde la cúpula brinda un paisaje único sobre el Sena y sus puentes permitiendo descubrir las principales joyas de París como la Santa Capilla, la torre Santiago, o el Sagrado Corazón.

La catedral Notre Dame de Paris es una parte vital del turismo de la ciudad  luz, cautivando cada año millones de turistas que desean admirar sus torres y su fachada gótica desde el atrio; entrar en su interior, admirar sus arcos ojivales y asombrarse con el juego de luces de los vitrales.