¡Destinos del mundo! Angkor, una mirada milenaria, en un parque que se debe visitar

Incrustados en las tierras de Camboya se encuentran los numerosos templos y vestigios que forman parte del destino turístico más visitado de este país del continente asiático: el parque arqueológico de Angkor.

Situado a 7 kilómetros de la localidad de Siem Reap y declarado patrimonio de la humanidad por la Unesco en el año 1992, por más de 400 kilómetros cuadrados, se extiende este portento de las civilizaciones antiguas. Numerosos templos y esculturas a lo largo de su territorio, son muestra auténtica del esplendor de una ciudad que floreció en tiempos medievales.

Angkor, capital del antiguo imperio Jemer, entre los siglos IX al XIV, luce entre sus templos más reconocidos a: el Angkor Wat, el Angkor Thom y el Bayon. Éstos forman parte del itinerario de los turistas que llegan hasta estos monumentos de la humanidad. Los templos de este parque arqueológico, a excepción del Angkor Wat, fueron rescatados de la selva hace poco más de 100 años.

Diversos países participaron en su reconstrucción, y hoy se erige como un destino para contemplar la grandeza de las pasadas generaciones. Esta unión de la selva con la arquitectura se llega a observar en muchos de los templos, en especial en Ta Nei, donde las raíces trepan por sus piedras; así como el templo Ta Prohm, famoso mundialmente, puesto que allí se rodó la película “Tom Raider”, protagonizada por Angelina Jolie.

Visitar Angkor es una experiencia que traspasa el umbral del tiempo. Es vivir en medio de los símbolos de una época pasada. Aún cuando son lugares turísticos por excelencia, conservan un profundo sentido religioso y sagrado. Allí es posible trascender a lo sublime a través de una mirada milenaria.

Video Destacado