¡Asqueroso! Esto es lo que realmente provoca que tus ojos se pongan rojos en una piscina

A comprar lentes de agua ¡ahora ya!

Cada vez que nos sumergimos en una piscina para refrescarnos de las altas temperaturas, relajarnos o por ejercicios, nuestros ojos se ponen rojos. Y la mayoría de las personas adjudican este hecho al cloro que posee el agua en la piscina o al abrir los ojos bajo el agua, pero lamentamos informarte que estas teorías son incorrectas y la verdadera razón no te gustará para nada.

Y es que el rojo – y hasta muchas veces ardor – de los ojos, se debe exclusivamente a la orina que tiene la piscina y que es provocada por usuarios irresponsables. Aunque mucha atención pues la orina no es la única responsable, también el sudor y suciedad general del cuerpo.

De acuerdo a recientes estudios, cuando la orina se mezcla con el cloro se genera la cloramina que es un derivado del amoniaco, lo que provoca este efecto revelador en los ojos e inclusivamente puede generar hasta problemas respiratorios. Así que ya sabes, ducharse antes de ingresar a una piscina debe ser fundamental como también, por ningún motivo, orinar en ella.

Video Destacado