La historia de un profesor universitario que conmovió al mundo con sus zapatos

Recibió cientos de mensajes. 

José Ibarra, es académico de la Universidad Central de Venezuela, y conmovió al mundo con la historia de los zapatos con que concurre diariamente a su trabajo. A través de su cuenta de Twitter indicó que “No me da pena decirlo: con estos zapatos me traslado a la a dar clase. Mi sueldo como profesor universitario no me alcanza para pagar el cambio de suela pues sale en 20 millones”. 

El docente es Licenciado en Trabajo Social y Especialista en Gerencia de Proyectos de Investigación y Desarrollo, y además estudiante de un doctorado en Salud Pública.

Su historia logró dar vuelta al mundo siendo replicado su comentario en más de 10 mil oportunidades, y donde recibió cientos de comentarios.

También explicó que “El sueldo de un profesor universitario en el mes de junio fue de 0,89 centavos de dólar. Mientras que una familia pobre en AL es definida como aquella que sobrevive con 2$ diario. Los colegas mexicanos ganan 59$ la hora”. 

“Tenemos en Colombia una zapatería (negocio familiar) arreglamos y fabricamos. Cómo podemos enviar? Nos dicen que en la frontera retienen las cosas o se las roban. Si nos dan + información o domicilio”, “Si vos le envías los zapatos yo pago el envío y seguro por DHL desde Colombia hasta Caracas. Te transfiero por western desde Argentina”, “Hola quisiera ayudarlo. No tengo mucho pero creo que debemos ayudarnos como sea. Por favor Escríbeme al dm”, “profe no se molesta si le ofrezco unos zapatos usados en excelente estado, de ser así, me da el número de calzado y por favor no se ofenda”, y “No debe darle pena Alguna!!Es la realidad que vivimos los Profesionales y la gente Común que NO Roba!! Pena debe dar ser Ladrón y Corrupto!!”, fueron parte de los comentarios que recibió.

Ante lo que el profesor afirmó que “Agradezco tanta solidaridad. Nosotros los docentes damos la lucha, vamos a marchas, llamamos a paros, luchamos contra este régimen. Vamos a las.comunidades a trabajar con ellas. Pero no pueden llamar debilidad a la necesidad humana y al hecho de compartirla”.

Además, de manifestar “luchamos por un sueldo digno, tener las condiciones para impartir clase. Darle calidad a nuestros estudiantes. Luchamos por una Venezuela libre y próspera donde se nos permita ejercer con dignidad”. 

Video Destacado